Las 4 reglas de oro para preparar tu alquiler de barco

Los navegantes experimentados lo tienen claro, los momentos mágicos en el agua hacen de la navegación una pasión adictiva. ¡Pero también saben que la preparación es la clave del éxito! Como cualquier viaje, unas vacaciones en barco requieren organización. En este artículo, encontrarás consejos prácticos para planificar cada paso del alquiler de tu barco, desde la reserva hasta la llegada al puerto de embarque.

Preguntas que debes hacerte antes de reservar un barco

¿Qué tripulación?

Un proyecto de navegación muchas veces nace del deseo de disfrutar de unas estupendas vacaciones en familia, de vivir una experiencia única con los amigos… En definitiva, ¡todo empieza con la tripulación! Es fundamental conocer las experiencias náuticas de cada uno (primer crucero, aficionado a la vela, etc.) y sus expectativas (navegación deportiva o más bien relajación y descubrimiento).

¿Qué destino?

La elección de la zona de navegación es una de las más difíciles de hacer, ya que las opciones son vastas y  muy atractivas. ¡Gracias a GlobeSailor, encontrarás nada menos que 180 destinos para navegación a vela! Nuestro equipo te ayudará a enfocarte y a reducir las posibilidades.

Dependiendo de tus preferencias en cuanto a la fecha de salida (verano o invierno), tus destinos soñados (en el Mediterráneo o al otro lado del mundo), tu currículum náutico o la presencia de niños a bordo, tu selección podrá afinarse. También te recomendamos que busques el consejo de tu asesor de GlobeSailor. Algunos destinos pueden parecer muy atractivos, pero las condiciones de navegación no son las adecuadas para tu tripulación. Por ejemplo, viajes largos, vientos inestables, etc.

¿Qué barco?

Varios criterios a tener en cuenta:

El tipo de barco: ¿eres más de vela o de motor? ¿Qué experiencia náutica tienes? En términos de habitabilidad, los yates habitables siempre serán más caros que un catamarán, por ejemplo.

Número de cabinas: Una cabina doble será perfecta para una pareja o dos niños. Asegúrate de consultar las fichas técnicas del barco para conocer el número de baños.

La presencia de una tripulación (patrón y / o azafata): ¿Dónde dormirá la tripulación? ¿En la punta del catamarán, el salón o una cabina dedicada? Para una máxima comodidad y que el patrón descanse, ¡es mejor reservarle una cabina o camarote independiente!

El presupuesto: Año del barco, equipamiento, estacionalidad, destino… son muchos los factores que pueden influir en el precio de tu alquiler. GlobeSailor siempre intenta encontrar el barco más adecuado para tu presupuesto.

 

¿Cómo definir correctamente mi presupuesto?

Además de alquilar la embarcación, ten en cuenta que habrá costos adicionales.

Los principales son: transporte hasta la base de salida (vuelos u otro tipo de transporte), repostaje, eventualmente el patrón, gastos de puerto / amarre, combustible…

Recuerda también consultar las opciones obligatorias que en ocasiones pueden añadirse al precio del alquiler del barco: gastos de administración, limpieza del barco (cuenta con entre 100 y 250 € según el tamaño del barco), motor fueraborda para el dinghy, ropa de cama , consumibles  a bordo, etc. Todos estos «extras» se detallan en tus cotizaciones de GlobeSailor y no dudes en hablar con tu asesor.

¿Y los seguros?

En asociación con la aseguradora especializada Ouest Assurances, ofrecemos varias opciones:

Seguro de cancelación – Riesgo de pandemia incluido: en caso de cancelación por motivos profesionales o médicos (incluida prueba positiva de Covid-19)… se te reembolsará hasta un límite de 12 personas y un máximo de 40.000 euros. El coste de esta cobertura es del 3,5% impuestos incluidos del importe de su alquiler. (a ver en cada caso)

→ Seguro de franquicia: en caso de siniestro marítimo, el arrendador podrá cobrar su depósito. ¡Al suscribirte a esta póliza de seguro, podrás navegar con serenidad! Se necesita 4 a 5% TTC del monto de tu alquiler dependiendo del área de navegación.

Además, en este período de crisis sanitaria, un gran número de nuestros socios armadores han acordado aplicar condiciones de cancelación y reembolso más flexibles. En la ficha del barco, una mención verde indica si este alquiler se beneficia de estas condiciones especiales.

Antes de partir

Navegación

 

Dependiendo de las fortalezas de tu tripulación, sus deseos de navegación y los sitios de interés que deseéis visitar durante las escalas, el patrón puede planificar con anticipación un itinerario «estándar» con opciones alternativas para adaptarse a las condiciones climáticas.

Las cartas náuticas del área de navegación son obligatorias a bordo (verifique durante el inventario) pero pueden estar en el idioma local o estar dañadas…  Así que recuerda traer tus propias cartas o descargar una aplicación de cartas electrónicas. Y para el pronóstico del tiempo, te recomendamos que descargues la aplicación Windy.

En temporada alta, en las cuencas más frecuentadas, te recomendamos reservar tus amarres con anticipación

Formalidades administrativas

No descuides la gestión de trámites. Pasaporte, visado, licencia costera, licencia VHF… recuerda consultar los documentos necesarios según el destino. También te recomendamos que leas atentamente tu contrato de alquiler y confirmes las opciones deseadas con el administrador de la base de antemano (tabla de remo, motor fuera de borda, patrón, etc.). También recuerda imprimir (y mantener a bordo) y enviar a la base la lista completa de la tripulación e informarles de tu hora de llegada. Especialmente si necesitas ayuda con tu traslado desde la estación de tren o el aeropuerto hasta la base de salida.

Dinero

Comunícate con tu banco para verificar el límite de pago de tu tarjeta bancaria. De hecho, el depósito del barco, si es alto, puede bloquear tu tarjeta. Infórmate también de la moneda del país de destino y te aconsejamos que aportes algo de efectivo para gastos portuarios y suministros básicos.

Comidas & Aprovisionamiento

Si alquilas un velero sin tripulación, serás responsable de las comidas. Es mejor planificar menús para la duración de tu crucero y hacer una lista de las provisiones necesarias. Puedes hacer compras adicionales según tus escalas (productos frescos, pescado, carne…) pero si te diriges a un archipiélago remoto, probablemente no encuentres comercio. Algunas empresas de alquiler pueden enviarte una lista de suministros para completar. ¡No dudes en pedirles un listado de tiendas cercanas al puerto, especialmente las que entregan a bordo!

En tu maleta

 

Último paso antes de la gran salida: ¡tu equipaje!

No es necesario que te recordemos que los espacios a bordo son limitados. Incluso si estás subiendo a un barco grande, considera llevar bolsas de viaje blandas y fácilmente plegables. Una mochila también será útil para tus excursiones en tierra.

No olvides tu pasaporte o tarjeta de identidad vigente y tus billetes de avión.

En cuanto al alquiler del barco, deberás llevar contigo el contrato de alquiler, la licencia de capitán del barco o la licencia de embarcación de recreo y las cartas náuticas en papel / guía costera o las aplicaciones de navegación descritas anteriormente (Navionics, Windy, Nantly).

Recuerda llevar sábanas, toallas de baño, paños de cocina si no están incluidos en tu alquiler o contacta con la base con antelación para solicitarlos (opcional).

Todos los patrones y marineros deben proporcionar equipo básico: reloj o chaqueta cortavientos, guantes, gorra, zapatos náuticos, gafas de sol, faro, encendedor de tormenta, bolsa impermeable pequeña, funda impermeable para teléfono inteligente, etc.

Para la ropa, prepara lo necesario según tu destino. Para las vacaciones bajo el sol, la mayoría de las veces usarás traje de baño, pareo y lycra durante el día y por la noche, anclado, ¡se apreciará un suéter! No olvides el protector solar y el tratamiento para después del sol, spray para mosquitos o aceite esencial de menta para calmar las picaduras. Para navegar fuera de temporada, deberás cubrirte más (gorro, polar, mono, mallas, etc.).

Para inmortalizar tus vacaciones, no olvides tu teléfono inteligente, cámara o incluso cámara impermeable que puedes recargar usando tomas de corriente y puertos USB. Una batería portátil puede ser útil para recargar tus dispositivos y ahorrar energía a bordo. Y para los momentos de relajación durante la navegación, un buen libro o un e-reader, y para compartir, ¡un juego de cartas amenizará tus veladas!

Día 1: Llegada al puerto

 

Cuando llegues al puerto deportivo, dirígete a la agencia de alquiler para encontrar al administrador de la base, hacer un inventario y hacerte a cargo del barco. Solo podemos aconsejarte que te tomes el tiempo necesario para hacer un inventario completo del barco y tu equipo. Consulta los elementos de seguridad (chalecos, sirena de niebla, kit de herramientas…), los documentos de la embarcación alquilada. Comprueba también el funcionamiento del inodoro, el nivel de la batería y el estado del motor. Fuera del barco, no olvides probar el molinete, comprobar el estado de las velas y memorizar el calado del barco. Firma y guarda una copia del inventario a la salida, que es muy útil en caso de daño o disputa al regresar con el propietario.

Y último consejo: recuerda hacer una sesión informativa de seguridad con tu tripulación antes de levantar el ancla, luego prueba el barco (y a tus compañeros de viaje😊) haciendo algunos círculos en el agua antes de partir.