Cruceros: Top 3 destinos para bucear

El 70% de la superficie del planeta Tierra está cubierto de mares y océanos. Sin embargo, los lugares que pueden ser visitados se reducen a un 30% de los paisajes. Deja tierra firme e iza las velas hacia el «mundo del silencio», descubriendo impresionantes criaturas submarinas y la magia de las profundidades. Os proponemos tres destinos donde podréis bucear.

Destino 1: Buceo en Egipto

Se considera al mar Rojo uno de los paraísos marinos del planeta. Las aguas egipcias y sudanesas ofrecen una larga diversidad de especies: tiburones, delfines, tortugas, corales… Zarpar en un crucero de buceo es ideal para descubrir los mejores lugares del mar Rojo. Embarca en Marsa Alam, Egipto y navega entorno a un programa de 2 a 3 inmersiones al día.

La primera escala que no te puedes perder, son los arrecifes de St John, donde la naturaleza es a la par salvaje y opulente. Al alejarse de la costa, la reserva marítima está relativamente protegida de las masas, puede observarse una gran cantidad de tortugas, morenas, rayas manta, el tiburón gris o el pez martillo, atraídos por el coral negro que recubre los arrecifes.

En la segunda etapa, tan impresionante, los arrecifes de Abu Fendira, a unas tres horas al sur de St John’s pero muy poco frecuentadas. Tendrás la ocasión de nadar, en medio de los papagayos, y hasta de peces cocodrilo y peces piedra.

El mar Rojo es un lugar de oportunidades para los buceadores más experimentados para descubrir las más bellas ruinas marinas del mundo, como Thistlegorm, un buque de carga de la marina británica que se hundió en 1941.

¡Se puede bucear todo el año en el mar Rojo! Entre diciembre y mayo, la temperatura del agua oscila alrededor de 21°C de media, el agua es más caliente durante los meses de junio, julio y agosto, donde sube hasta los 27°C.

 

Destino 2: Buceo en Seychelles

Con sus 115 islas, sus aguas de color turquesa y sus fondos de granito, las Seychelles son un lugar de excepción para los amantes del buceo. Mahé, su isla principal acoge la capital, Victoria, y es el lugar de partida para descubrir el resto del archipiélago. La segunda isla más grande es Praslin donde pueden accederse a unos 17 lugares de buceo con diferentes niveles de profundidad (entre 8 y 20 metres).

Las Seychelles son un lugar imprescindible para bucear y principalmente para los amantes de los tiburones ya que las aguas calientes y tropicales son un verdadero punto de referencia para los tiburones. Puedes regularmente atisbar los tiburones tigre y tiburones grises y hasta tiburones ballena cuando el agua rebosa de plancton.

Así que solo queda las isla Curieuse, un parque nacional habitado por numerosas tortugas terrestres gigantes y muy longevas. Buceando alrededor de esta isla podréis descubrir el jardín de coral que ofrece una abundancia de peces muy variados.

Para los amantes de las ruinas, la bahía de Beauvallon, en la isla de Mahé, alberga dos barcazas de unos 20 metros que se hundieron voluntariamente para formar un arrecife. A una hora de este barco, podréis encontrar las ruinas más grandes de Seychelles, un petrolero hundido en 1970.

El mes de abril/mayo y octubre/noviembre son los mejores periodos para bucear en Seychelles. Vete anotándolo en la agenda.

Destino 3: Buceo en Indonesia

Con más de 17500 islas, Indonesia es el archipiélago más grande del mundo, donde están censadas más de 3500 especies. Situadas entre el océano Índico y el Pacífico, este grupo de islas volcánicas rebosan de lugares propicios al buceo. Existen numerosos destinos imprescindibles como las guas de Bali, o ciertos lugares desprovistos de corriente, que son accesibles para buceadores debutantes. En estas aguas, en estas aguas pueden percibirse el pez Luna. O llegar hasta la En isla de Gili Meno para nadar entre tortugas.

La isla de Komodo, parque nacional es una etapa imprescindible. Observarás varios tiburones, bancos de barracudas y si tienes ojo, podrás ver caballitos de mar. Aprovecha para llegar a tierra firme y ver al famoso dragón de Komodo, una especie endémica de la región.

El archipiélago de Raja Ampat, también llamado “los cuatro reinos” se considera patrimonio mundial de la UNESCO y es el último destino imprescindible en Indonesia para los amantes del buceo. El turismo de masas no ha llegado a esta región del país con la vegetación exuberante, de paisajes de manglares y las islas completamente vírgenes. Podréis encontrar las famosas rayas manta negras y los tiburones alfombra, también llamados tirburón wobbegong.

El mejor periodo para hacer una inmersión en Indonesia es de mayo a octubre, para evitar la temporada de monzones, y si queréis ver Mola-Mola, como los peces Luna, privilegia el periodo de julio a octubre.

Deja un comentario